Homenaje a la Guardia Civil, por Blanco Corredoira

Sobre por qué nos alegramos cuando vemos a la Guardia Civil

La Guardia Civil ha arraigado de tal forma en nuestro ser que somos multitud abrumadora los españoles que no concebimos la vida sin su amparo. Y este hecho se puede entender como una gesta, porque la Guardia Civil ha conseguido el cariño y la admiración de los ciudadanos siendo sus exigentes e implacables vigilantes. Sabido es que la Guardia Civil no se casa con nadie; que toma el hilo de una investigación y pertinazmente la continua hasta su solución; que no ahorra esfuerzos en llevar a cabo sus misiones; que exige de sus hombres sacrificios de otro tiempo… Y con todo ello, cuando el españolito de a pie ve pasar una patrulla de la Guardia Civil se siente acompañado y protegido.

La Guardia Civil es el ejemplo de que cuando a los españoles más creativos –como lo fue sin duda el Duque de Ahumada- se les permite dotar de un espíritu a una empresa colectiva, logra lo más difícil, aquello que decía mi añorado Abelardo Algora, “hacer que un puñado de españoles se pongan de acuerdo.” Algo que dicho así puede parecer sencillo, pero que sabemos que es un muy difícil cometido. Eso sí, cuando lo conseguimos, cuando prende esa semilla del espíritu en un grupo de españoles, entonces somos imparables. Así se hicieron nuestras órdenes monásticas y las de caballería; así la gesta de América; así nuestras antiguas universidades y nuestras legiones de misioneros por el mundo…, así hasta llegar a nuestras modernas empresas multinacionales y cómo no, a esta fuerza tan entrañable y consustancial a todo lo español que es nuestra querida Guardia Civil.

 

Blanco CORREDOIRA

Blanco Corredoira. Nacido en Madrid, 1968. Es autor muy interesado en la narrativa histórica y el género costumbrista, por lo que se ha preocupado siempre por hacer cuidados retratos de sus personajes, que se engarzan con naturalidad en tramas históricas muy bien documentadas.

Consigue así dotar a su prosa de una verdad literaria inconfundible y que seduce al lector.

Es capaz de alternar géneros literarios tales como novelas del género histórico como: “Añoranza de guerra” (La Esfera de los libros, 2011) y “Objetivo Skorzeny” (La Esfera de los libros, 2017); un un ensayo costumbrista como “Madrid no tiene arreglo. Crónica de costumbres de un paseante en Corte”. (Sílex, 2007); o un poemario también dedicado a la capital: “Flagrante Madrid” (Huerga y Fierro, 2014). En sus más recientes trabajos recogió misterios y leyendas de la comarca lucense de la Ulloa en “El secreto de Amarante”(SialPigmalión, 2018) y otras vinculadas a la ruta jacobea en “Los misterios del Camino de Santiago” (Almuzara, 2019). Para esta misma editorial está preparando un recorrido por el Madrid legendario que llevará por título: “Madrid de leyenda”.